Saltar al contenido

Todo lo que tienes que saber sobre las Uñas Francesas

Como su nombre lo dice, las uñas francesas tiene como origen el país galo, más precisamente en París.

Aunque, algunos osan en decir que su verdadero nacimiento es en Estados Unidos. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué se llama así? Aquí encontrarás todas las respuestas que formules acerca de esta técnica.

¿Qué son las uñas francesas?

Aunque es una de las técnicas más aplicadas en la actualidad, siempre es bueno refrescar de qué se trata. La principal característica es que la base queda en color rosa natural, y la punta de la uña se pinta con una línea de tono blanco. Aunque parece natural, la parte que no está de blanco también está pintada. En ocasiones, se utiliza esmalte rosado o incoloro, para destacar la piel.

uñas francesas

¿Cómo hacer las uñas francesas?

El proceso de esta técnica requiere de mayor tiempo que otras. Incluso, cuando se paga por el servicio, suele ser más costoso. Normalmente, se utilizan plantillas para delinear la parte blanca. Si la línea quedó con imperfecciones, se utiliza el quita esmalte para eliminar imperfecciones. Luego, se aplica en el resto de la uña la capa incolora o el rosa.

Consejos para uñas francesas

La forma: Lo primero que debe realizar antes de comenzar con el procedimiento es dar forma a la uña. Para esto, se emplea una lima. Aunque, las uñas francesas están directamente relacionadas con las terminaciones cuadradas, puedes optar por otras como curvas o en punta.

El color: como se mencionó al principio, el estilo tradicional indica que la base es color rosa y la punta blanca. Sin embargo, puedes transgredir estos límites y dejar que tu imaginación se libere. Utiliza el negro, el fucsia, o el azul, lo que más te guste.

¿Por qué el rosa es el elegido en las uñas de estilo francesa?

Usualmente, se utiliza el color rosa en la base porque está relacionado con la elegancia. Cuanto más similar sea al tono de piel natural, mejor se verá. Por este motivo, es que el rosa pálido es el que más veces aparece en los diseños de este tipo.

La línea blanca, todo un arte

Aunque parezca simple de hacer, la línea blanca es una de las partes que más atención requiere. Para realizarla, existen diferentes métodos como a pulso o guías rotuladoras. Depende de ti y tu pulso. En este punto, es muy importante utilizar pinceles finos. Con estos, podrás delinear y corregir pequeños errores.

Incluso, el grosor de la parte blanca también puede variar. Usualmente, se realiza una línea muy delgada. Pero puedes salir de la rutina y hacer algo totalmente distinto. En los últimos años, la tendencia mostró características más gruesas. En ocasiones, el blanco es la parte más predominante ¿Quieres un truco para la perfección? No dejes la mano en el aire. Si tienes, utiliza un soporte para fijar lo que más puedas tu brazo. De esta manera, obtendrás una línea perfecta. Si por alguna razón te equivocas, usas el corrector. Si te resulta difícil esta parte, algunos kits incluyen un adhesivo con forma de media luna. No te compliques con algo tan simple. Busca todos los accesorios para obtener el mejor resultado.

La tercera capa

Aunque es opcional, debes saber todo sobre esto. Una vez que el blanco esté puesto y seco, es el momento de aplicar el color rosa o la capa natural. Incluso, puedes dejar la base sin pintura. La gran pregunta es: ¿Por qué la tercera capa? La razón es que, de esta forma, se reduce el contraste que puede existir entre el blanco y el tono natural.

Uñas francesas decoradas, ¡suelta tu imaginación!

Lamanicura francesa original es un arte. Como todo arte, requiere de imaginación. Existen muchas maneras de realizar las uñas francesas. Entre ellas, están las decoradas. Luego de hacer todo el proceso, existen plantillas o figuras para pegar que quedarán muy bonitas a la vista.

¡Ideas para uñas francesas decoradas!

Aunque aquí depende mucho de la imaginación de cada persona, se busca la forma de darte consejos para destacar tus uñas. El último tiempo ha mostrado una tendencia en la realización de francesas, pero puestas horizontalmente o invertidas. Lo mismo ha ocurrido con los diseños con mucho brillo, cristales o decorativos. Por otro lado, los acabados metálicos también fueron protagonistas en las principales revistas de moda. Si a tus ideas le falta la chispa que prenda el fuego, solo necesitas saber que tienes que usar la mayor cantidad de colores posibles y dejar que tus pensamientos se plasmen en tus uñas.

¡Uñas de gel francesa!

Unir distintos estilos también es válido. En este caso, el gel con las francesas. Esta tendencia se ha vuelto muy popular en el último tiempo. Sobre todo, por la elegancia que exhibe al terminar el trabajo. Aquí es muy importante que la preparación se realice correctamente. Todas las técnicas que tienen gel requieren esto. Si este paso se realiza correctamente, el tiempo de duración se prolongará en gran medida, sin necesidad, por ejemplo, delifting.

Si vas a utilizar este método, es recomendable poner una delgada capa de gel luego de limpiar la uña. De esta manera, se quitan imperfecciones y queda una superficie totalmente limpia y brillosa. Luego de esto, comienza a delinear la parte blanca de la punta.

El uso de la lámpara en la manicura francesa decorada

La lámpara es importante en todas las técnicas empleadas. El uso de este accesorio acelera el secado de la pintura y logra un acabado muy delicado. No solo por el brillo, sino porque el color se estira y logra una gran delicadeza a la vista.

El uso de extensiones de uñas de gel francesa

¡Todo es válido! Lo importante es que te sientas a gusto con tus manos. Si tienes uñas cortas y piensas que se lucen mejor siendo largas, no lo dudes un instante. Para eso están las extensiones de uñas. Para esto, existen distintas maneras. Una es utilizando los Tips y la otra es a través del esculpido. Si tu elección es la primera, siempre debes recordar el procedimiento para hacerlo. De lo contrario, la durabilidad no será la misma.

¿Qué se necesita para hacer manicura francesa original?

Lo más atractivo de las uñas francesas es que no requiere de grandes materiales. Solo hace falta una lima, una base endurecedora, el lápiz corrector, pintura blanca y rosa (si la usas), un fijador y un bastoncillo de boj.

¡A ver esas uñas francesas decoradas!

Ahora que tienes todos los consejos en manicura francesa, comienza a dedicarle tiempo a tu cuerpo. Pinta tus uñas y mira lo bien que se verán tus manos.

El origen de las uñas francesas

Si bien el origen es difuso, cuenta la leyenda que fue en el siglo XVII cuando este estilo irrumpió. Sin embargo, su auge de popularidad fue alcanzado entre los años 1920 y 1930. Una de las razones por la gran aceptación de las uñas francesas es por su simplicidad. Aunque también, se piensa que fue reconocida popularmente por aparecer en muchas películas para adultos.